El vencejo

Estos días, en casa, hemos cuidado de un vencejo.

Incapaz de volar, fue recogido del duro asfalto urbano.

Han sido siete días de descubrimientos.

Primero, he descubierto que el nombre en inglés mola más: swift.

Segundo, he constatado que Queitiber mantiene una estrecha relación con todos los birds.

Tercero, Larry era otro Bird, uno de los jugadores del Dream Team que ganó la medalla de oro en Barcelona 92.

No existen parentescos conocidos. Entre ninguno de los tres.

Cuarto, los vencejos son negros y pensé que quizá Paul McCartney había escrito Blackbird pensando en un swift.

Nuestro vencejo no mueve correctamente el ala izquierda, lo que le impide volar.

Y Paul dice en la canción: take these broken wings and learn to fly… (holy crap!)

Casi lloro cuando detecto este mensaje oculto que McCartney lanza a nuestro vencejo y que, a la vez, profetiza el encuentro con el animal. Él sabía que el pájaro llegaría a mis manos y por eso compone la canción. Supone, ni más ni menos, la conexión definitiva entre uno de los Beatles y yo, es el hilo invisible que nos une a través del tiempo y del espacio, es la sagrada partitura, es el gran milagro y la santa señal que uno de mis dioses tiene la gracia de concederme.

Entonces Queitiber me dice que blackbird es otro tipo de pájaro, que no es un swift.

Aguafiestas.

En realidad, según Wikipedia, Paul McCartney escribió la canción inspirado en las “tensiones raciales que se intensificaban en los Estados Unidos en la primavera de 1968”.

Cultureta.

Quinto, el nombre científico del vencejo es Apus apus, expresión que procede de ápodo (falto de pies).

El vencejo es muy patoso andando, de hecho pasa casi toda su vida volando.

Incluso duerme volando.

Un hemisferio del cerebro bate las alas, el otro descansa.

También se aparea volando.

Eso es coordinación y lo demás son tonterías.

Sexto, en Majadahonda existe un centro de recuperación de aves: Grefa.

Hoy he llevado al vencejo allí. 

En unos días nos dirán si puede volar. 

Si no puede volar es posible que sea sacrificado.

La espera será dura.

(lágrima)

En fin.

Al volver en cercanías, ya solo…

he pasado por Príncipe Pío.

Y me he dado cuenta de que Príncipe Pío, a partir de ahora, para mí, siempre significará algo más.

Príncipe.

Pío.

 

 

 

Anuncios

‘Summertime’ y ‘Can’t buy me love’

♣ Hay que subir bastante el volumen del ordenador para escuchar bien el sonido.

[wpaudio url=”http://www.onlyways.net/wp-content/uploads/Summertime.mp3″ text=”Summertime – George Gershwin (música) y DuBose Heyward (letra)” dl=”0″]

[wpaudio url=”http://www.onlyways.net/wp-content/uploads/Can’t buy me love.mp3″ text=”Cant buy me love – The Beatles” dl=”0″]

Voz: Stellax
Guitarra/coros: Onlyways

El Gobierno británico declara a Abbey Road lugar histórico

“Abbey Road se convirtió en emblema de The Beatles, que grabaron casi todos sus álbumes, entre 1962 y 1970. Pink Floyd también usó los estudios para sus discos de finales de los 60 y mediados de los 70. Los turistas posan habitualmente aún hoy en el paso de cebra que cruza Abbey Road y que aparece en la portada del disco de The Beatles del mismo nombre” […]

Lee la noticia completa en Público.es


The Kinks

You really got me | The very best of The Kinks

“A los Beatles se les admira, a los Rolling Stones se les respeta, a los Kinks se les ama”. Si no los amáis, escuchando el especial de El Ambigú, titulado ‘Gloria eterna a los Kinks’ (I y II) podéis empezar a hacerlo. Dos horas de temas originales y versiones de la banda inglesa.