¡En la fase final!

Gmail, recibidos: 1.

Es de Dooplan, el asunto dice: Estás seleccionado para la fase final del Juerguista Profesional

Hola Juerguistas,

Os comunicamos que hemos estudiado vuestras propuestas en profundidad, es decir, nos habéis cautivado y estáis  ya en lista de candidatos a entrevistar. Por tanto ya no es necesario que sigáis promocionando vuestras candidaturas dado que ya estáis en la fase final de selección.

La decisión la tomaremos esta semana y os la comunicaremos el lunes día 22.

El criterio de selección es el que os hemos avanzado desde el principio: creatividad, soltura en Internet y amplio apoyo. Todos vosotros reunís estas características.

Por último deciros que este correo se ha mandado a 10 participantes. A lo largo de esta semana os contactaremos de forma individual para haceros la entrevista y escoger así a un Juerguista Profesional para incorporar al equipo de dooplan.

Gracias por vuestras aportaciones que, cómo ya os avanzábamos, nos han gustado y mucho. Estamos impacientes por incorporar a uno de vosotros a nuestro equipo.

El equipo dooplan

Gracias a todos por vuestros comentarios. La caña os espera el jueves.

Anuncios

¿Cuántas personas conoces?

Dooplan me tiene ocupado. Unas 1.000 neuronas están llevando el tema. Es una gran  inversión, espero que merezca la pena. El último pensamiento que recibí de ellas me llegó en forma de pregunta: ¿a cuántas personas conozco? Entendí su curiosidad, ya que en los últimos días he contactado con mucha gente pidiendo apoyo para mi candidatura. Pero quise plantear la cuestión en general: ¿a cuántas personas, de media, conoce un individuo? Luego reflexioné: ¿no hice yo la carrera de Psicología? Y acto seguido: ¿no tuve una asignatura llamada Psicología Social y de la Personalidad? ¡Joder! ¡Sí!

Página 435 del libro Personalidad: Aspectos cognitivos y sociales de María Dolores Avia y María Luisa Sánchez Bernardos. El capítulo se titula Psicología Social de la reputación. Resumo: Emler y Grady realizaron un estudio en 1986 con el que pretendían averiguar el número de contactos sociales que mantiene una persona durante siete días. Definieron contacto social como cualquier encuentro que diera lugar a una conversación que fuera más allá del mero intercambio de comentarios educados o formales. Para llevar a cabo la investigación, solicitaron a un grupo de estudiantes registrar en un cuaderno todos los contactos sociales que realizarían en una semana. Esta tabla resume los resultados (está así, como vieja y sucia, para darle un toque romántico y aventurero):

Resultados
Si nos fijamos en la segunda medida, número total de personas diferentes encontradas, está en torno a 50, tanto para hombres como para mujeres. La desviación típica es de unos 25 puntos (esto os lo digo yo, no viene en la tabla), es decir, hay quien se encontró con 25 personas diferentes y hay quien tropezó con 75.

Mi teoría: aunque hayan pasado 26 años desde que se realizó el estudio, es muy probable que estas cifras tengan aún cierta validez. Que sí, que ahora está Internet y existen las redes sociales virtuales, pero el mundo real sigue siendo físico. Internet proporciona la posibilidad de contactar, no obliga, y la capacidad de procesamiento de la información del ser humano es limitada, lo que también afecta a las relaciones personales. Así que, por muchos amigos virtuales con los que contemos, es materialmente imposible -no hay neuronas suficientes- llevar un contacto continuo con todos ellos. De media, tendremos unas 50 personas cercanas y 6 amigos íntimos.

¡Ya tenéis excusa! Perdona tío, no te pude llamar, ya sabes, la capacidad de procesamiento…

Dooplan = Juan Carlos

Dooplan = Juan Carlos. Dooplan = Juan Carlos.  Dooplan = Juan Carlos.  Con cuatro veces es suficiente. En este post, permitidme llevaros a un mundo en el que Dooplan = Juan Carlos y así dejamos de hacerles publicidad por la cara (de buen rollo, que quiero que me contraten).

Como sabéis, Juan Carlos está buscando un “juerguista” para pagarle un sueldo de 1.000 euros al mes, uno para Madrid y otro para Barcelona. El Equipo de Juan Carlos publicó la oferta en Infojobs, colgó este anuncio en Youtube y envió un mail a todos los candidatos que nos informaba del inicio del proceso de selección. Expliqué por qué debían elegirme a mí y después mandé mails a todos mis amigos y conocidos para que me apoyasen dejando comentarios en mi candidatura. Además grabé un video, “Apadrina un Héctor”, como Juan Carlos recomendaba.

Lo más curioso de la selección: el foro de candidatos. En principio era un estrado individual para convencer a Juan Carlos de lo bueno que eres pero, poco a poco, se transformó en un foro real. Los candidatos podíamos comunicarnos entre nosotros y creo que a todos nos surgieron las mismas dudas: ¿hablo con el resto de candidatos? ¿Paso de ellos? ¿Señalo sus defectos? ¿Qué cojones está buscando realmente Juan Carlos?. La situación se ha convertido en un auténtico método Gronholm virtual y cada uno tira sus dardos hacia donde cree que está la diana. Como en el mundo físico, las personas se dan a conocer y mi simpleza me obliga a etiquetarlas, en los primeros puestos del ranking de candidatos: Coco, “el que se despereza”; Esther Al-Althama, “la fiestera que escribe un comentario a las 7:54 a.m.”; Mari Trini, “la que no para de escribir comentarios, rozando la pesadez”; Ricardo Mena Muñoz, “el de la foto de Bud Spencer” y kls Beats, “con el que intercambié un voto porque él es de Barcelona”.

El viernes recibimos un correo de Juan Carlos cuyo asunto decía: Gracias por ser como sois. Esto empieza a parecer Operación Triunfo. Como me cojan, lloro. De momento voy el 4º de Madrid en el ranking de candidatos (clasificación por número de comentarios) y en dos semanas se sabrá quién es el ganador. Jugaré mis cartas, tiraré mis dardos -a la diana, espero- y ya os contaré. Por cierto, no olvidéis: Apadrina un Héctor.