Cómo hacer que Windows funcione y no quemar el portátil

En ocasiones debemos ocuparnos de la infraestructura, no hay remedio. A mí me sucede, por ejemplo, cuando estoy subiendo un post a WordPress e, inesperadamente, el portátil se cuelga o el proveedor de Internet sufre una incidencia temporal. El mismo problema puede aparecer en el cuerpo humano. Estás hablando con una tía en un bar y un retortijón -diarrea a la vista- te obliga a invertir tus energías en solucionar el problema de infraestructura intestinal, ir al baño, volver a la mesa del bar y ser capaz de continuar con tus chistes o tu repertorio de temas interesantes para ligar.

Este verano estoy teniendo problemas de infraestructura. Y no es que esté yendo al baño cada quince minutos. Me refiero a mi portátil, esa cosa gracias a la cual encuentro un sentido a la vida cada vez que despierto por las mañanas. Ahora que lo pienso, no me importaría sufrir una diarrea perpetua con tal de disfrutar de un ordenador absolutamente perfecto.

¿Qué es lo que le ocurre a mi querido Asus? Se calienta demasiado. Y desde que comenzó el verano, más. Miré en foros de Internet pero, o no encontré los buenos, o la gente que escribe en ellos no tiene ni idea. Así que empecé a tomar medidas por mi cuenta, estrategia de la que últimamente abuso con gran satisfacción. Os cuento mi paquete de medidas contra el calentamiento del equipo. Una aclaración: expondré lo que hice, no cómo lo hice. Esto lo resolveré en consultas particulares, si es que surge alguna. Recomendaciones:

  • Hardware:
    • Abrir el portátil y limpiar el ventilador.
    • Bajar el brillo de la pantalla.
    • Disminuir el rendimiento del procesador al 70% y sólo utilizar su máxima capacidad al ejecutar programas que consuman gran cantidad de recursos.
    • Configurar el equipo para que la pantalla se apague a los 5 minutos, entre en estado de suspensión a los 10 minutos e hiberne a los 20.
    • Si es posible, situar el portátil en una mesa, en una habitación no muy calurosa. No colocarlo nunca encima de la cama.
    • Usar una base de refrigeración para portátiles.
  • Software:
    • Desactivar todos los servicios inútiles que Windows ejecuta al iniciar el sistema. Cuanto menos trabajo tenga que realizar el procesador, menos se calentará.
    • Establecer un fondo de pantalla totalmente negro: es como si la pantalla estuviese apagada. De esta forma, no obligamos al procesador a dibujar el fondo.
    • Utilizar la apariencia de Windows más básica, nada de aeros o efectos especiales.
    • No colocar multitud de iconos en el escritorio. Ralentiza el sistema y obliga al procesador a invertir energía en cargar y mostrar los iconos.
    • Configurar el equipo para obtener el mejor rendimiento, no la mejor apariencia.
    • Desactivar las actualizaciones automáticas (Windows Update). Yo soy feliz sin ellas.
    • Utilizar sólo un firewall, o el de Windows o el del antivirus.
    Mie escritorio. Soso, pero muy rápido y funcional.
    Mi escritorio. Soso, pero rápido y funcional.

Haciendo todo esto he conseguido reducir notablemente la temperatura del portátil y, por el momento, seguir con mi vida tal y como la conozco, sin la preocupación de que mi pequeño, el día menos pensado, pueda salir ardiendo y me cause un disgusto.

Anuncios

5 comentarios en “Cómo hacer que Windows funcione y no quemar el portátil

  1. El problema se extrae de raiz hermano, tu Asus es un Asus, con esto he dicho TODO. Comprate un Mac y tu vida será aún mejor de lo que esperas. Eso es lo que haré yo. ( cuando tenga dinero )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s